sábado, 25 de abril de 2015

Sesión de Clara

Ya tenía ganas de hacer una sesión de esas con mamás gordotas y felices. Y si es con ella más aún porque nos entendemos a la perfección (y siempre me hace caso, porque esta casi igual de boba que yo). Si a eso le añadimos las cañas (bueno, coca colas) de después, contándonos todas nuestras cosas pues, podría estar haciendo sesiones a Clara todos los días. Estas son la primera y segunda sesión; si, un poco tarde, pero con el invierno y las mil cosas que hemos estado haciendo las dos, no hemos tenido tiempo. Aún así, creo que no serán las últimas, porque me encantan estas sesiones en las que puedo dejar volar la imaginación y se respira amor por los cuatro costados.









No hay comentarios:

Publicar un comentario