martes, 26 de diciembre de 2017

Feliz año nuevo!

A principios de 2017 leí el libro de La magia del orden y me propuse el reto de rodearme solo de cosas que me hicieran feliz. Me deshice de mucha ropa que ya no me ponía pero seguía en el armario, ordené fotografías que tenía almacenadas en cajas, regalé libros y guardé como tesoros aquellos que me parecían especiales. Es cierto que todavía me quedan muchas cosas que no necesito pero pasito a pasito (suave, suavecito) que Roma no se construyó en un día. 
Este año me he dado cuenta de que el tiempo corre que se las pela (a las puertas de los 30 estoy), pero que yo puedo parar cuando lo necesite. Que está permitido detenerse un segundo, sentir el momento, verlo todo desde otra perspectiva y después, continuar. E incluso es lícito dar un pasito para atrás si es necesario; para decidir por donde y con quién quieres avanzar. Que en la vida, ni todos tenemos la misma meta, ni vamos por la misma ruta. 

Este es un pequeño resumen de mi 2017: un año de descubrimientos, personas nuevas y lugares fascinantes que se convierten en casa, despedidas y buenas noticias.

Estoy preparada para lo que nos traiga el 2018!

Feliz año nuevo de corazón y gracias por formar parte de esta familia! 💛


No hay comentarios:

Publicar un comentario