viernes, 25 de septiembre de 2015

Keep calm and carry on

He intentado escribir el comienzo de esta entrada como unas nueve veces pero ninguna ha sido suficientemente buena para dar la bienvenida después de una parada de casi tres meses. Realmente necesitaba este "break" y, aunque he vuelto, pienso tomarme este blog con un poquito de calma (¿más?). 


Al igual que cada 1 de enero, en septiembre empieza todo. Sacamos los libros, lápices, mochilas y estuches y nos disponemos a ir al cole. Los que no, vamos a trabajar, que para el caso es más o menos lo mismo. 
Todos los "septiembres" hago una lista de propósitos, y, todos los septiembres menciono una mejora en el blog que pocas veces se cumple. Pero, amigos, es que no es nada sencillo llevar un blog. Hacer post interesantes, periódicos e interesantes no es nada fácil (yo lo veo complicadísimo). 
Me cuesta mucho llevar una periodicidad (aunque sé, que en ella reside el éxito). Pero quiero trabajar más las entradas, pensando en lo que me motiva y os podría interesar. Escribir sobre mis gustos, aficiones e intereses (que han crecido desde que abrí el blog) y, proponiéndome algo sencillo, como un post a la semana pero de calidad. Como a todos nos gusta y que parece que se ha perdido un poco entre tanto batiburrillo. No puedo definir un día exacto, aunque me gustaría que fueran los lunes. Por ser un poco el comienzo de una semana nueva (y quizá, y solo quizá el fin de semana habré tenido tiempo de preparar algo). Si hay suerte y la imaginación está de mi parte, lo mismo caen dos post a la semana.

 Paciencia amigos. Lo bueno se hace esperar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario