lunes, 8 de septiembre de 2014

Hola! ya he vuelto!

Acaba el verano y las vacaciones (para quien haya tenido). Yo personalmente no puedo quejarme ya que he disfrutado de 8 maravillosos días en la playa (algo insólito desde hacía muuucho tiempo). Pero el resto del tiempo he estado trabajando. Sí. Trabajando y mucho. Y después hemos estado de viajes allá para acá. Si, pero a ikea (lugar del que me llevaría todo) y a tiendas de materiales de construcción (donde me aburro como una ostra mirando interruptores, bombillas, brochas, tornillos y un laaargo, etc). 
En definitiva, este verano ha sido de locos, y estoy deseando terminar porque no soporto volver a las tiendas de bricolaje (ni que decir cabe que a ikea iría tantas veces como hiciera falta) pero por fin nuestra casa va viento en popa y estoy taaaan emocionada.

Yo os echaba de menos, no os vayais a pensar, pero como veis no he tenido mucho tiempo para actualizar así que, decidí tomar oficialmente unas vacaciones en el blog. Tampoco es que haya podido escrapear, osea que no habría tenido nada para enseñaros. Podría haberos contado mis intentos frustrados de restaurar un jarrón que acabó inevitablemente en la basura; mis aventuras en una tienda de mamparas donde intenté abrir una puerta abatible pensando que era corredera, o nuestros 10 minutos de debate sobre si los carteles informativos de los productos están hecho por ordenador o los escribe una persona. Si es esto último, "que buena letra tiene el que pone el nombre de los muebles...". 
En fin, nosotros luego nos extrañamos de haber pasado 4 horas en una tienda y solo haber comprado un grifo.

Bueno, ya veis que esto de la casa nos está quitando la visa vida en todos los sentidos. Pero creo que queda lo mejor... DECORAR!! Miguel, cariño, preparate! :)

A todos los demás, gracias por seguir aquí después del verano! Empieza el curso!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario