jueves, 31 de enero de 2013

Buscando en el baúl de los recuerdos...

Siempre me han gustado los botes, cajas, jarrones, o cualquier otra cosa que permita tener la casa recogida o organizada. En este botecito de cristal puedes guardar pendientes, dinero, maquillaje, lápices... o incluso llenarlo de flores para poner este pequeño jarrón en cualquier rincón de tu casa creando un ambiente moderno y natural. 


Para hacerlo solo necesitas: un bote de cristal, un cordel, pegamento y una puntilla. 

El primer paso es poner un poco de pegamento en la parte inferior del tarro y a continuación ir dando vueltas con el cordel alrededor del bote sin olvidarnos de poner un poco de pegamento de vez en cuando para que se quede bien sujeto. Cuando llegues hasta arriba, finaliza con un poco de pegamento en la punta del cordel. A continuacion, coge la puntilla y coloca pegamento en uno de los extremos. La colocamos donde nos apetezca (yo la he puesto en la parte superior para tapar el final del cordel) y... LISTO. Ya tienes tu botecito personalizado! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario